JUAN
MARCO MUSKETEER

MOTTO: “Now is where the power is. Fall in love with your planet.”

Rammel
Lead Musketeer

VQ
MARCO MUSKETEER

MOTTO: “Everything is going to be ok. It’s all just an adventure.”

The Marco Musketeers are three vibrant cuban adventurers who are lifelong friends fulfilling their dreams by creating eco-adventures for you. 

When they are not leading you on eco-safaris and island tours, they are seeking out new routes, researching new animal species, listening to uplifting books, trying to meditate, and laughing. When you tour with them, you don’t just get back on land with wonderful nature pictures and magical memories, but you connect with a part of your own abundant spirit; a love of life, the planet, and that you can find a positive vibration no matter what life throws your way. 

EL DESASTRE DEL PENSAMIENTO NEGATIVO
Las vibraciones del temor pasan de una mente a otra con la misma rapidez y seguridad con que el sonido de la
voz humana pasa de la emisora de radio al receptor.
La persona que expresa los pensamientos negativos o los destructivos mediante las palabras puede estar casi
segura de experimentar los resultados de esas mismas palabras en forma de «retrocesos» destructivos. La emisión de impulsos de pensamiento destructivo también produce, por sí sola, sin ayuda de las palabras, un «retroceso» que se pone de manifiesto en muchas formas. En primer lugar, y quizás esto sea lo más importante a recordar, la persona que emite pensamientos de naturaleza destructiva tiene que sufrir un grave daño como consecuencia del desmoronamiento de la facultad de la imaginación creativa. En segundo término, la presencia de cualquier emoción destructiva en la mente desarrolla una personalidad negativa que repele a los demás, y que, a menudo, los convierte en antagonistas. La tercera fuente de daño para la persona que tiene pensamientos negativos o que los emite radica en el hecho significativo de que esos impulsos de pensamiento no sólo son nocivos para los demás, sino que impregnan el subconsciente de la misma persona que los emite, y terminan por llegar a formar parte de su propio carácter.
Su empresa en la vida es, presumiblemente, alcanzar el éxito. Para conseguirlo, debe encontrar la paz mental, adquirir los materiales necesarios para la vida y, por encima de todo, alcanzar la felicidad. Todas estas evidencias de éxito empiezan en forma de impulsos de pensamiento.
Usted puede controlar su propia mente, dispone usted del poder para alimentarla con aquellos impulsos de pensamiento que prefiera. Con este privilegio también va la responsabilidad de utilizarlos de forma constructiva. Usted es el dueño de su propio destino terrenal, de la misma forma que tiene el poder para controlar sus propios pensamientos. Usted es capaz de influir, dirigir y controlar su propio ambiente, haciendo que su vida sea aquello que usted desea; o bien puede descuidar el ejercicio de ese privilegio, que es exclusivamente suyo, para que su vida se encuentre
EL DESASTRE DEL PENSAMIENTO NEGATIVO Las vibraciones del temor pasan de una mente a otra con la misma rapidez y seguridad con que el sonido de la voz humana pasa de la emisora de radio al receptor. La persona que expresa los pensamientos negativos o los destructivos mediante las palabras puede estar casi segura de experimentar los resultados de esas mismas palabras en forma de «retrocesos» destructivos. La emisión de impulsos de pensamiento destructivo también produce, por sí sola, sin ayuda de las palabras, un «retroceso» que se pone de manifiesto en muchas formas. En primer lugar, y quizás esto sea lo más importante a recordar, la persona que emite pensamientos de naturaleza destructiva tiene que sufrir un grave daño como consecuencia del desmoronamiento de la facultad de la imaginación creativa. En segundo término, la presencia de cualquier emoción destructiva en la mente desarrolla una personalidad negativa que repele a los demás, y que, a menudo, los convierte en antagonistas. La tercera fuente de daño para la persona que tiene pensamientos negativos o que los emite radica en el hecho significativo de que esos impulsos de pensamiento no sólo son nocivos para los demás, sino que impregnan el subconsciente de la misma persona que los emite, y terminan por llegar a formar parte de su propio carácter. Su empresa en la vida es, presumiblemente, alcanzar el éxito. Para conseguirlo, debe encontrar la paz mental, adquirir los materiales necesarios para la vida y, por encima de todo, alcanzar la felicidad. Todas estas evidencias de éxito empiezan en forma de impulsos de pensamiento. Usted puede controlar su propia mente, dispone usted del poder para alimentarla con aquellos impulsos de pensamiento que prefiera. Con este privilegio también va la responsabilidad de utilizarlos de forma constructiva. Usted es el dueño de su propio destino terrenal, de la misma forma que tiene el poder para controlar sus propios pensamientos. Usted es capaz de influir, dirigir y controlar su propio ambiente, haciendo que su vida sea aquello que usted desea; o bien puede descuidar el ejercicio de ese privilegio, que es exclusivamente suyo, para que su vida se encuentre
Pez Globo 🐡 
Los biólogos creen que el pez globo desarrolló su famosa habilidad para inflarse debido a que su estilo para nadar es lento y torpe. Eso los hace vulnerables frente a los depredadores. En lugar de escapar, el pez globo puede utilizar su elástico estómago y su capacidad de ingerir rápidamente grandes cantidades de agua (e incluso de aire si es necesario) para que se convierta en una bola prácticamente increíble que dobla varias veces su tamaño normal. Algunas especies también tienen espinas en la piel para evitar ser comidas.

Un depredador que logra atrapar a un pez globo antes de que se infle, no se sentirá afortunado por mucho tiempo. Casi todos los peces globo contienen tetrodo toxina, una sustancia que hace que el pez globo tenga un sabor muy desagradable, a menudo letal para los peces. Para los humanos, el tetrodo toxina es mortal, hasta 1.200 veces más venenosa que el cianuro. El pez globo contiene suficiente tetrodo toxina para matar a 30 seres humanos adultos, y no hay antídoto conocido.
Hay más de 120 especies de pez globo en todo el mundo. La mayoría se encuentra en las aguas oceánicas tropicales y subtropicales, pero algunas especies viven en aguas dulces y salobres. Los peces globo tienen cuerpos largos, afilados con la cabeza bulbosa. Algunos advierten su peligrosidad con marcas en su cuerpo o con cierto tipo de colores, mientras que otros tienen un estampado críptico o moteado que les sirve para mimetizarse con su entorno natural.

Su tamaño varía, desde el pez globo enano o pigmeo de 2,5 centímetros de largo al gigante pez globo de agua dulce, que puede crecer hasta más de 61 centímetros de longitud. Son peces sin escamas y suelen tener la piel áspera de punta. Todos tienen cuatro dientes que forman una forma de pico.
La dieta del pez globo incluye sobre todo animales invertebrados y algas. Los especímenes más grandes pueden incluso partir cáscaras con su pico duro y comer almejas, mejillones y mariscos.  Se cree que los peces globo sintetizan su toxina mortal de la bacteria en los animales que comen.
Algunas especies del pez globo se consideran vulnerables debido a la contaminación, la pérdida del hábitat y la pesca excesiva.  Pero
Pez Globo 🐡 Los biólogos creen que el pez globo desarrolló su famosa habilidad para inflarse debido a que su estilo para nadar es lento y torpe. Eso los hace vulnerables frente a los depredadores. En lugar de escapar, el pez globo puede utilizar su elástico estómago y su capacidad de ingerir rápidamente grandes cantidades de agua (e incluso de aire si es necesario) para que se convierta en una bola prácticamente increíble que dobla varias veces su tamaño normal. Algunas especies también tienen espinas en la piel para evitar ser comidas. Un depredador que logra atrapar a un pez globo antes de que se infle, no se sentirá afortunado por mucho tiempo. Casi todos los peces globo contienen tetrodo toxina, una sustancia que hace que el pez globo tenga un sabor muy desagradable, a menudo letal para los peces. Para los humanos, el tetrodo toxina es mortal, hasta 1.200 veces más venenosa que el cianuro. El pez globo contiene suficiente tetrodo toxina para matar a 30 seres humanos adultos, y no hay antídoto conocido. Hay más de 120 especies de pez globo en todo el mundo. La mayoría se encuentra en las aguas oceánicas tropicales y subtropicales, pero algunas especies viven en aguas dulces y salobres. Los peces globo tienen cuerpos largos, afilados con la cabeza bulbosa. Algunos advierten su peligrosidad con marcas en su cuerpo o con cierto tipo de colores, mientras que otros tienen un estampado críptico o moteado que les sirve para mimetizarse con su entorno natural. Su tamaño varía, desde el pez globo enano o pigmeo de 2,5 centímetros de largo al gigante pez globo de agua dulce, que puede crecer hasta más de 61 centímetros de longitud. Son peces sin escamas y suelen tener la piel áspera de punta. Todos tienen cuatro dientes que forman una forma de pico. La dieta del pez globo incluye sobre todo animales invertebrados y algas. Los especímenes más grandes pueden incluso partir cáscaras con su pico duro y comer almejas, mejillones y mariscos. Se cree que los peces globo sintetizan su toxina mortal de la bacteria en los animales que comen. Algunas especies del pez globo se consideran vulnerables debido a la contaminación, la pérdida del hábitat y la pesca excesiva. Pero